tel2

facebookinstagramyoutube

Joomla Articles
Joomla Categories

espeng

Mamá la relación gatito

mama



Muchas especies no tienen ningún comportamiento maternal, es mas el instinto maternal se va desarrollando,esto también ocurre en los humanos. El sentido básico del comportamiento maternal es aumentar las posi- bilidades de que el mayor número posible de crías crezcan, lleguen a la vida adulta y se reproduzcan, comenzando el ciclo de nuevo. La gata les da nutrición, porteccion, y todo lo que este a su alcance para que crezcan lo su cientemente sanos para llegar a reproducirse. Los gatitos deben ser capaces de mostrar lo que necesitan, a su vez la gata debe ser capaz de instruir a los gatitos cuando es hora de comer, cuando tienen que buscar protección, cuando seguir los padres y cuándo quedarse, les enseña lo que necesitan los gatitos, para que estén expuestos a la menor cantidad de riesgos posibles.

Los genes dan las características que va a tener el gatito, además de determinan los comportamientos. Cada gatito recibe la mitad de sus genes del padre y la otra mitad pro- viene de la madre.

La gata debe tratar de distribuir la atención de manera uniforme en todos los jóvenes, esto está en contraste con la voluntad de los gatitos, debido a que un gatito sin duda va a querer que ella le de mayor atención posible.

Este fenómeno se llama “ con icto padre descendencia”, si una gata da mayor atención a uno de los gatitos esto va en detrimento de los demás, que puede llevarlos a la muerte.

Los cambios de comportamiento que son típicas de la relación madregatito, están in uenciadas por la edad de los gatitos, el tamaño de la camada y la condición de la madre. Por ejemplo, una gata, que esta delgada iniciará el destete sus gatitos antes que una gata, con un peso normal.

Una gata comparte todo su tiempo con ellos, hasta su cuarta-quinta semana de vida, después ella se va a descansar por su cuenta mucho más tiempo. Durante las primeras semanas de vida de los gatitos el contacto con la gata gira alrededor de la leche, mas tarde el rol de la gata es cubrir todas las necesidades de los gatitos, que de lo contrario corren riesgo de morir. Así, la gata tiene que ajustar su actividad día y noche a la actividad de los gatitos.

Los gatitos tardan cuatro semanas desde el nacimiento, para em- pezar a desarrollar las habilidades motoras y sensoriales, comienzan a moverse más, también comienzan a tomar más iniciativa para interactuar tanto con su madre (se frotan contra su mama) y con sus compañeros de camada. En ese momento, la madre comienza a tomar presas de caza para ellos, esto es una señal que ha comenzado el destete, de allí en más cuando llegan a las cinco semanas la madre juega un papel importante en el desarrollo del comportamiento de caza de los gatitos.

Ellos se vuelven más sensibles a los estímulos externos y después de las seis semanas empiezan a mostrar la respuesta de un gato adulto a los estímulos sociales. A la edad de siete y ocho semanas el comportamiento de juego de gatitos cambia dramáticamente y se eleva la frecuencia de jugar con objetos inanimados.

Existe un riesgo para los gatitos que se separan de su madre o de otros gatos adultos mucho antes de lo normal, lamentablemente esto los lleva a desarrollar diferentes tipos de trastornos del comportamiento, emocional y psicológico. A menudo tienen miedo, o angustia o tienen comportamientos agresivos hacia otros gatos y los seres humanos.

Las pruebas comparativas con los gatitos que han crecido con otros gatos y gatitos huérfanos que han sido alimentados con biberón y sin contacto con otros gatos, han demostrado que los gatitos huérfanos mucho más rápido recurren a comportamientos agresivos. Por supuesto que hay excepciones, también en estos casos, pero los estudios demuestran fuertes diferencias entre los dos grupos. La razón es que los gatitos huérfanos omiten la fase de juego durante el crecimiento, pasan directamente a la fase de la caza. La naturaleza ha desarrollado esta solución, para dar un gatito huérfano de madre la oportunidad de sobrevivir en la naturaleza.

Muchas personas me consultan por gatos adultos que muerden los tobillos, o esperan la llegada de su humano para saltar sobre ellos y morderlos cariñosamente (a veces no tanto), este es un comportamiento de caza de un gato que cuando era pequeño “no pudo jugar con sus hermanos o con su mama”, en este juego cuando el bebe muerde a la gata esta lo muerde más fuerte para enseñarle que eso “no es permitió”, lo mismo pasa entre hermanos. Los gatitos tienen dos etapas primero etapa de juego y luego la etapa de caza este ejemplo el gatito perdió la etapa de juego.

Otro comportamiento que es especialmente fuerte en el gatito, que está con su mama es el de “ atreverse “a probar alimentos nuevos, los gatos prefieren comer la comida que se les dio como pequeños gatitos y que comieron junto a su mama. Un gatito comienza ya a las cinco semanas de edad para desarrollar un gusto por aquellos alimentos que va a preferir el resto de su vida. Un ejemplo práctico : si doy de comer a mi gata queso crema, cuando sus gatitos tienen entre siete y ocho semanas de edad, estos gatitos como adultos probablemente preferiría queso encima otro alimento.

sobrelarazatipsprocedimientosgatitos



escribanos

CAPTCHA
Invalid Input
© 2017 Todos los derechos reservados. CRIADERO LOS ANDES